Cuajada de queso con piñones


Cuajada de queso con piñones

La Cuajada de queso con piñones caramelizados es un postre muy asequible para prepararlo momentos antes de una comida o con bastante antelación, en 15 minutos la tendrás lista para enfriar. Yo lo he hecho en estos tarritos de conserva, pero se pueden hacer en un molde desmoldable para que sea la guinda final perfecta para una cena con amigos o familia.

Es una receta muy sencilla para los amantes incondicionales de los postres lácteos, su sabor a queso acompañado de una rica salsa de piñones caramelizados hacen de él una maravilla para el paladar.

Además es un postre más apto para celíacos, el sobre de cuajada no contiene gluten.


Ingredientes

Para 6 tarritos de cuajada de queso con piñones

  • 500 ml leche
  • 200 gr de queso crema Light
  • 6 cucharas soperas de azúcar blanco
  • 1 cuchara de postre de vainilla
  • 1 sobre de cuajada
  • 50 gr de piñones pelados
  • 250 ml y 6 cucharas soperas de agua
  • 200 gr de azúcar


Preparación

Primero prepararemos el caramelo con piñones. Hacer caramelo es algo muy sencillo pero hay que ser extremadamente cuidadoso en todo el proceso, al cocinarse alcanza temperaturas muy altas y una simple salpicadura puede provocar una quemadura grave.

Para evitar todo ello necesitaremos un cazo con un fondo grueso que soporte fuertes temperaturas, una cuchara con mango largo y un guante de horno.

Pondremos el azúcar con las seis cucharas soperas de agua en el cazo a fuego medio. A la vez, mantendremos el vaso de agua caliente utilizando el microondas u otro cazo a fuego bajo.

Cuando el azúcar e haya disuelto en el agua, subiremos levemente el fuego, controlando el color del caramelo. Debe ir cambiando su color hacia uno más tostado. Cuando comience a tomar un color algo más dorado añadiremos una a una (con la mano envuelta en el guante de horno) cucharas de agua caliente. Cuando haya tornado a color caramelo, típico color de los guirlaches de feria, añadiremos los piñones y retiraremos del fuego. Antes de que comience a endurecerse, hay que ponerlo en los moldes.

Para hacer la cuajada de queso utilizaremos un cazo mediano, en el que calentaremos la mitad de la leche con el azúcar, removiendo para que no se pegue.

En un vaso de batidora diluiremos el sobre de cuajada con la leche. Cuando la mezcla de cuajada y leche haya quedado sin grumos, mezclaremos con ayuda de la batidora la vainilla, el huevo y el queso crema.

Se puede utilizar diferentes tipos de queso, en este caso he usado el queso para untar Ligth de Hacendado pero también se puede usar el normal o mascarpone. Lo importante es que sea cremoso y untuoso para que la mezcla quede bien compacta.

Cuando la leche comience a hervir, añadiremos la mezcla batida y moveremos la mezcla hasta que vuelva a empezar a hervir. En cuando comience a hervir, quitaremos el cazo del fuego y verteremos la mezcla en los moldes elegidos.

Hay que esperar a que pierdan el calor fuera de la nevera y cuando lleguen a temperatura ambiente, podremos dejar nuestros tarritos de Cuajada de queso con piñones enfriar en la nevera. En una hora de nevera estarán listos.

Espero que os haya gustado esta receta exprés y que disfrutéis poniéndola en marcha.